La luz de la pintura impresionista llega a la capital

La Fundación Mapfre y el Museo Thyssen-Bornemisza inauguran este mes de febrero dos exposiciones en torno al impresionismo.

Por: María Matos Elices

Londres, el parlamento. Bouquete de sol en la niebla. Claude Monet, 1904
La primavera está ya cerca y la capital se está preparando para la llegada de las flores y el buen tiempo. El Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación Mapfre acogen las principales obras de lo uno de los movimientos más luminosos y naturalistas de la historia. Una tendencia que despierta el interés de los expertos de la pintura y de los meros aficionados. Una apuesta segura para ambas galerías para comenzar el 2013, el impresionismo.

El pasado sábado día 2de febrero, la Fundación Mapfre inauguró, en su sede de la Sala Recoletos de Madrid, Impresionistas y postimpresionistas. El nacimiento del arte moderno. Una colección de 78 obras cedidas temporalmente por el Museo d’Orsay de París que pasan por los trabajos de Monet, Cezáne, Renoir o Vuillard, atendiendo así al final del impresionismo y al desarrollo del postimpresionismo. La muestra estará abierta hasta el próximo 5 de mayo de manera gratuita en Paseo de Recoletos, 23.

Por su parte, desde hoy, y hasta el 12 de mayo, el Museo de arte Thyssen-Bornemisza abre sus puertas a Impresionismo y aire libre. De Corot a Van Gogh. Esta exposición muestra “el papel de la pintura al aire libre como motor de la renovación plástica del siglo XIX”, afirma el propio Museo. Un centenar de obras que recorren dos siglos, desde 1780 hasta 1900, a través de las pinceladas Pierre-Henri de Valenciennes, Thomas Jones, Turner, Constable, Corot, Rousseau, Courbet, Daubigny, Van Gogh o Cézanne. A difrerencia de la exposición de Mapfre, el Thyssen cobrará una entrada de 10 euros por persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario