Fallece Stéphane Hessel, autor de '¡Indignaos!'

Stéphane Hessel, autor de Indignez vous! (¡Indignaos!)// Foto:
 
Por: María Matos Elices

Hoy es un día de luto para los indignados. Y no porque el Gobierno ignore sus peticiones y la sociedad siga en declive, algo a lo que muchos de ellos se han acostumbrado, pero no resignado, sino porque ha fallecido su inspirador, Stéphane Hessel.

Con 95 años de edad y una larga trayectoria a sus espaldas (pensador, escritor, diplomático y resistente francoalemán) el autor de ¡Indignaos! murió durante la madrugada en París, según ha informado su mujer, Christiane Hessel-Chabry, a varios diarios franceses como Le Monde o Liberation.

Stéphane Hessel, hijo de un escritor de origen judío y una amante del arte, nació en Berlín el 20 de octubre de 1917. Siendo niño emigró a Francia con su madre, donde se contagió, aún más, del espíritu artístico y de la pasión por las artes, cultivada también en su familia, de la mano de Apollinaire, Baudelaire, Goethe o Rimbaud. Además, en el colegio alsaciano de París, donde cursó sus estudios elementales, compartió pupitre con Marcel Duchamp, André Breton o Pablo Picasso.

Fue enviado a luchar ante el ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial y una vez regresó a Francia, en 1944, fue capturado por la Gestapo y llevado a los campos de concentración de Buchenwald y Dora-Mittelbau, de los que finalmente logró escapar.

Una vez finalizada la contienda ingresó en la diplomacia francesa y fue elegido para la secretaría general de las recién creadas Naciones Unidas. Participó en el equipo que redactó la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948 (era el último redactor que permanecía vivo a día de hoy) y posteriormente, se convirtió en embajador de Francia ante la ONU en Ginebra. Una vez retirado, siguió involucrado hasta 2005 como miembro de la Comisión Nacional Consultiva de Derechos Humanos.

En el otoño de 2010 publicó el manifiesto que le hizo famoso, ¡Indignaos!, por medio de una pequeña editorial francesa que alcanzó un gran eco entre los ciudadanos necesitados de un referente en el que confiar e inspirarse. 32 paginas de un libro que “exhorta a los jóvenes a indignarse”, según el propio Hessel. La obra ha traspasado fronteras, ha sido traducida a una treintena de lenguas y ha vendido ya cuatro millones de ejemplares en todo el mundo y servido de inspiración al 15M y a otros movimientos reivindicativos surgidos tras la crisis económica de 2008. Pero esa no es su única obra. En 2011 publicó ¡Comprometos!, lanzando durante su presentación un grito a la juventud indignada: “comprometerse significa abrirse al mundo que nos rodea. Supone decidir, contra el determinismo histórico, que existe algo que inventar. Es lo contrario del derrotismo y de la resignación”.

El escritor ha fallecido poco después de haber terminado su última obra, ¡No os rindais!: con España en la trinchera por la libertad y el progreso, realizada directamente desde España con la editorial que ha estado traduciendo sus libros del francés, Editorial Destino. Un libro que, según ha declarado esta mañana en Cadena Ser Ramón Perelló, editor de no ficción de Destino, "seguro que antes de Semana Santa este libro lo tenemos en la calle". Un manifiesto que es un claro homenaje de Hessel a la admiración que sus ideas han generado entre los españoles. Unas ideas fruto de la mente de un hombre de 95 años que han calado tanto en jóvenes de menos de 20 años, como en sus padres y abuelos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario