'Blancanieves' se lleva la manzana de oro

La película muda y en blanco y negro de Pablo Berger se convirtió en la triunfadora de una noche en la que el cine compartió protagonismo con la política.

Por: María Matos Elices

Pablo Berger, director de Blancanieves.//Foto: lavanguardia.com

Una gala de cine, de emociones a flor de piel, de lágrimas, reivindicaciones, equivocaciones y traspiés. La 27 edición de los Goya dio para mucho y lo sucedido va a seguir dando que hablar durante varios días.

A pesar de que no quería convertirse un evento cinematográfico en un mitin político, los presentadores, los premiados y el propio presidente de la Academia, Enrique González Camacho, no pudieron evitar hacer referencias a la escandalosa subida del IVA, a los tijeretazos en educación y sanidad y a las tramas de corrupción en el seno del partido del Gobierno y en la Casa Real. Puede que la noche de oro del cine español y su retransmisión por una cadena públicA, gestionada por el PP, no fuera el lugar más indicado para criticar la gestión del Gobierno, pero quizá hizo sentir a los españoles más cercanos que nunca a esa élite cultural que desfila por una alfombra roja con vestidos de 3.000 euros (regalados, detalle que muchos medios obvian para criticar los comentarios solidarios de estos personajes).

En cualquier caso, y más allá de estas manifestaciones, lo mejor del séptimo arte del país se paseó por el Centro de Congresos Príncipe Felipe de Madrid. La gran ganadora de la noche fue Blancanieves, nominada a 18 candidaturas y ganadora de 10 cabezones, entre ellos el de Mejor Película, Mejor Guión Original, Mejor Actriz Protagonista y Mejor Actriz Revelación. La medalla de plata se la llevó Lo Imposible, con 14 candidaturas y 5 Goyas en su poder, entre ellos Mejor Director. Tal fue la emoción de J.A. Bayona por este galardón que un tropiezo al entregar el premio a María Belón, protagonista de la historia que narra el film, le provocó una rotura fibrilar en su gemelo derecho que le obligó a terminar la noche en Urgencias. En tercer lugar quedó Grupo 7 con dos Goyas en su poder (16 nominaciones), Mejor Actor de reparto y Mejor Actor Revelación. La gran perdedora de la noche, si es que así se puede considerar a una película que llega a la gran gala con 13 candidaturas, fue el Artista y la modelo, que se marchó con las manos vacías.

La sorpresa de la noche fue Las aventuras de Tadeo Jones. Con cinco nominaciones, ganó los cabezones de Mejor Película de Animación, Mejor Guión Adaptado y Mejor Dirección Nobel. De esta manera, el cine de animación por fin triunfa en España, con un film que ha logrado 18 millones de euros en taquilla y ha viajado a China.

El lado negativo de la gala fue el fallo cometido por Adriana Ugarte y Carlos Santos. Ambos actores eran los encargados de entregar el Goya a Mejor Canción Original. Una equivocación con los sobres les llevó a anunciar que el ganador era Líneas paralelas, de El nens salvatges, cuyo autor, Pablo Cervantes, no estaba presente. Los encargados de recoger el premio comenzaron a bajar las escaleras y en ese momento, Santos anunció que habían cometido un error y la verdadera ganadora era No te puedo encontrar, de  Chicuelo y Pablo Berger, interpretada por Silvia Pérez Cruz en Blancanieves. Una gran desilusión para los falsos premiados y un momento de confusión para los verdaderos. En cualquier caso, una gran equivocación por la que los presentadores y los responsables de la gala debieron pedir perdón inmediatamente en vez de bromear con el asunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario