El arte británico invade la Fundación Juan March

La Fundación Juan March presenta la exposición La isla del tesoro. Arte británico de Holbein a Hockney, que recorre las manifestaciones del arte británico entre los siglos XV y XX

Por: Sheila Mateos



Gran Bretaña vista desde el norte (Tony Cragg, 1981)
Con un título tan sugerente como La isla del tesoro. Arte británico de Holbein a Hockney, que hace referencia a la novela homónima del escritor británico Robert Louis Stevenson, la Fundación Juan March presenta una muestra que trata de “reflejar cómo la isla tiene un tesoro -su arte, su pintura y escultura- que, como casi todos los tesoros, está aún medio oculto y por descubrir” por el gran público. Por ello, como explica Manuel Fontán del Junco, director de Exposiciones de la Fundación, no se trata de una muestra con las piezas más conocidas de cada institución, sino de un recorrido que acerca aquellas a las que es más difícil acceder, que suelen estar ocultas.

Retrato de Nick Wilder (David Hockney, 1966)
La exposición reúne 180 piezas entre pinturas, esculturas, libros, revistas y fotografías, de un centenar de artistas y procedentes de colecciones e instituciones europeas variadas, aunque principalmente británicas. Abarca más de cinco siglos y está organizada en siete salas: 'Destrucción y Reforma' (1520-1620), 'La revolución y el Barroco' (1620-1720), 'Sociedad y sátira' (1720-1800), 'Paisajes de la mente' (1760-1850), 'Realismo y reacción' (1850-1900), 'Modernidad y tradición' (1900-1940) y 'Un mundo feliz' (1945-1980). En ellas se pueden ver desde la escultura religiosa dañada por los iconoclastas puritanos durante la Reforma, hasta las piezas pop de Blake o Hamilton, el conceptualismo de Richard Long o la imaginativa instalación de Toni Cragg (Britain Seen from the North, 1981). En esta última el visitante es partícipe de la obra a través de una cámara instalada en la sala que le proyecta a la entrada de la Fundación mientras la contempla.

Es un recorrido estético con abundantes referencias literarias a través de un patrimonio de obras que abraza más de cinco siglos de arte ligados a la isla con las que se articula un relato que pone de manifiesto la fuerza y significación de muchos artistas y de sus creaciones.


Castelló, 77 – 28006 Madrid
Hasta el 20 de enero de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario