Los espacios de Zaha Hadid

Pieza para una casa en California//Foto: Sheila Mateos
Liquid Glacial Table//Foto: Sheila Mateos
Por: Sheila Mateos

Cuando uno entra en Ivory Press para ver la exposición de Zaha Hadid (Bagdad, 1950), entra en un mundo de fantasía. Sus diseños se expanden por cada pared, en cada rincón y en cada pieza decorativa con sus formas fluidas que lo inundan todo.

Conocida mundialmente por ser la primera mujer en ganar el prestigioso Premio Pritzker, ha construido edificios a lo largo de todo el planeta con creaciones que desafían las normas espaciales y las formas a las que estamos acostumbrados. Sus límites entre pintura, diseño y arquitectura no existen, y se complementan creando espacios únicos en cada una de sus partes. En esta exposición aparece la influencia del suprematismo y el constructivismo ruso de principios del siglo XX.

Lo primero son sus pinturas, que sobrevuelan la ciudad y nos la muestran desde una vista aérea fuera de la corriente. Deconstruye el espacio de manera personal, pero dejándonos ver lo que nos quiere decir. Las dimensiones, planos y perspectivas desafían la lógica para mostrarnos la ciudad plasmada en movimiento, dándonos la sensación de que la ciudad está viva, sube y baja, vibrando  con sus vivos colores ante nosotros. En la presentación de la exposición señaló un muro donde está su Plan Maestro para Madrid que consta de unas pinturas que muestran un desarrollo urbanístico que hizo en los años noventa y que ahora completan unos cuantos acrílicos de lugares como el Paseo de la Castellana: “Hay un análisis de Madrid a partir del casco histórico y del crecimiento del extrarradio. Nosotros trazamos una especie de corredor hasta el aeropuerto y nuevas áreas de desarrollo. Es interesante en este proyecto la conexión de paisaje y objeto, un repertorio que surge a partir de las ideas de paisaje”.

La creatividad, fantasía e imaginación desborda los límites estéticos y parece mostrarnos las arquitecturas e interiores del futuro. La visión y la innovación que aparece en su mobiliario como gotas líquidas o materiales brillantes en movimiento, nos transporta a un lugar casi mágico. Y es esta idea la que también se refleja en joyas y vajillas al final de la exposición. Cada pieza es única y personal, y necesitan ser miradas con atención para descubrir la historia particular en cada una de ellas.

Zaha Hadid. Beyond Boundaries. Art and Design
Galería Ivory Press
Comandante Zorita, 48, Madrid
Del 04/09/2012 al  03/11/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario