México de Cernuda y Sycet

Por: Sheila Mateos.

En estos días de calor en Madrid las calles se iluminan mientras paseamos tranquilos por ellas, por sus calles, disfrutando de su arquitectura o esperando sentados en algún lugar tranquilo. Esto mismo pudo ocurrirle a Luis Cernuda (1902-1963) cuando visitó México en 1949 y nos dejó sus Variaciones sobre tema mexicano (1952) y esto mismo es lo que transmiten las maporas de Pablo Sycet (Huelva, 1953) cuando uno visita su exposición en la Fresh Gallery estos días.

Dignidad y reposo. Variaciones. 2010-11. Colección particular, Madrid. Pablo Syce
Las visitas a México y su impacto en estos artistas es su punto en común, y mientras Cernuda lo dejó plasmado en su obra en prosa, Sycet nos lo ha traído en forma de 27 maporas que combinan  fotografía y  pintura, tantas como textos de Cernuda se conservan de la primera edición. 

Comenzó a hacer en México dibujos del natural, así como fotografías de sus rincones más sugestivos e insinuantes, y terminó conjugándolos para dar lugar a estas obras. El proceso de creación no es exactamente un collage, ya que se trata de fotografías en tamaño A-4, rotas más o menos por el centro, y completadas con esos dibujos, que en ocasiones son producto del recuerdo de esa imagen original, y en otros momentos son recreaciones libres o deformaciones del punto de partida fotográfico.

El tema principal es la captación de momentos íntimos, solitarios en ocasiones, de lugares especiales o llamativos, de momentos de introspección con uno mismo a pesar de la presencia de personas en algunas imágenes. La luz tiene también un papel importante, imagen siempre del sol brillante de México que todos tenemos en la cabeza al evocarlo, pero no se olvida de la magia que trasmiten las imágenes nocturnas. En los espacios íntimos, alejados de esos paisajes del exterior, la luz es espiritual, cálida, familiar. Pero el color también es un factor fundamental, colores vivos y brillantes, en fotografía, sobre todo en la parte pictórica.

La acera  matinada. 2010-11. Colección particular, Madrid. Pablo Sycet
La fotografía rota siempre aparece por encima de la pintura y, al no estar cortadas en línea recta sino rota o partida, la idea que transmite es de ruptura con la realidad. Al ver la obra de frente se pasa del realismo puro de la parte izquierda, que se capta con la vista, a la imaginación y la visión personal de la parte derecha que es una visión creada, y en ocasiones escapa del realismo, se rompe, y habla más de sentimientos e imaginación. Es el paso del mundo real desde la izquierda, leyendo la imagen como si se leyese un libro, al mundo mágico o imaginario de la derecha. Es el paso de la objetividad a la subjetividad, quizá incluso extrapolable a los estudios de los hemisferios del cerebro en los que se defiende la postura de que la parte izquierda es la lógica y la derecha la artística y sentimental. Es también un telón que se destapa hacia la izquierda dejando ver lo que hay más allá de la realidad que vemos y vivimos cada  día.

Es una de las exposiciones imprescindibles que tenemos estos días en Madrid, para acercarnos a Pablo Sycet,  que con más de 50 exposiciones individuales a sus espaldas, sigue cautivando al público y ofreciendo cosas nuevas. Pero sobre todo para responder a una gran cuestión: ¿Qué son las maporas de las que habla el autor?


“VARIACIONES SOBRE TEMAS MEXICANOS", de Pablo Sycet
Del 11 al 28 de Julio de 2012

La Fresh Gallery
Conde de Aranda, 5        
28001 - Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario