Especial Tres Sesenta: Love of Lesbian cierran una noche para no revertir

Love of Lesbian cerraron el segundo día del Tres Sesenta con un lleno en todo el recinto y cumplieron las altas expectativas puestas en ellos.

Por: Laura Moreno Iraola.

Love of Lesbian durante su actuación en el Tres Sesenta. // Foto: Natalia Márquez
25 minutos después de la hora prevista, Love of Lesbian salían al escenario para ofrecer el que era el último concierto del segundo día del Festival Tres Sesenta. Eran los encargados de cerrar esa noche de viernes en la que la buena música había inundado la Ciudadela.

Ante un gran número de asistentes (no quedaba ni un hueco a los pies del escenario), Santi, Julián, Oriol, Jordi y Joanra comenzaron con Nadie por las calles, una de las canciones que componen su nuevo y doble disco “La noche eterna. Los días no vividos”. Tras la clásica presentación, continuaron con otro de los nuevos temas, Los seres únicos con llamamiento de Santi Balmes incluido para que We are Standard y El Columpio Asesino dejaran de robarles cervezas del camerino. Una de las canciones clásicas del grupo, La niña imantada, de “Cuentos chinos para niños del Japón” llegaba con una gran acogida  por parte de los asistentes.

Inciso de Balmes para hacer alusión al tiempo fresco que se vivía en Pamplona “por cierto, qué rasca hace aquí, veníamos en tanga, os lo juramos”, y se fueron “a un bloque de pisos, a un terrado muy particular donde hay antenas parabólicas y de telefonías móviles”, en palabras del cantante, que, en vez de generar enfermedades extrañas, generan un estado de enamoramiento, o lo que es lo mismo, Wio, antenas y pijamas.

Santi Balmes (LOL). // Foto: Natalia Márquez
Con Club de fans de John Boy, de su anterior trabajo, “1999”, los asistentes se animaban y empezaban a cantar de principio a fin el tema. ¿Y qué era lo siguiente? Pues un viaje en taxi que sucedió hace trece años, exactamente, en 1999. Canción mítica de Love of Lesbian donde las haya, “ya no hay ganas de seguir el show, ni de continuar fingiendo”, sonaba a viva voz entre el público, entregado por completo a los catalanes.

Y tras ésta, se quedaban Santi y Julián solos en el escenario para comenzar Allí donde solíamos gritar, poco a poco, el resto del grupo vuelve para continuar el tema, “y es que el grito siempre vuelve y con nosotros morirá…”. Tras ella, seguían en “1999”, ahora le tocaba el turno a Las malas lenguas.

Canción con nombre de paraíso fiscal, “que no va de evasión fiscal sino de evasión mental”, es Belice, otra de las incluídas en el cd de “La noche eterna”. Y con su fin era el momento de agradecer a todos aquellos que han comprado su nuevo trabajo y que han hecho que éste y el nuevo disco de Supersubmarina, “Santacruz”, estén en los primeros puestos de lista de ventas de toda España, “dos grupos que venimos de esta movida” (a buen entendedor…), concluyó Santi Balmes.

Con el siguiente tema, Incendios de nieve, el grupo pedía que la cantaran como los San Fermines, y así hicieron la mayor parte de los que estaban allí, cantarla con todas las fuerzas que les quedaban.

Momento del concierto en el Tres Sesenta. //Foto: Natalia Márquez.
Me amo llegaba con un Santi Balmes con gafas de sol y presentada como un “super autohomenaje a tu ego malherido y torturado por todos los traumas vitales que nos acechan, por todos aquellos a los que nos dijeron que no valíamos y hemos tenido que recuperar poco a poco nuestra autoestima”. Seguida, le tocaba el turno al Hambre invisible.

Esto se acaba, anunciaban, pero aún quedaban Las noches reversibles y, la última, Algunas plantas en la que Santi bajó del escenario y se mezcló entre las primeras filas del público.

Eran las dos menos cuarto de la madrugada y no había tiempo para más. Las altas expectativas puestas por muchos en el concierto de Love of Lesbian se cumplieron de sobra.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario